Un experimento social promulgado por la productora Cut se propuso reunir a tres personas muy distintas y hasta opuestas para intentar darle respuesta a la pregunta: ¿podría la cannabis solucionar el conflicto entre personas que profesan religiones y creencias diferentes?

Para tal fin Cut decidió juntar a un rabino, un sacerdote católico y a un joven ateo. No se imaginarán las conclusiones a las que llegaron; sin duda el experimento resultó interesante.

LA PATILLA

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.