Tras el traslado de Leopoldo López en la noche de este sábado a prisión domiciliaria, tras haber permanecido encarcelado cuatro días en Ramo Verde, usuarios de Twitter comentaron con suspicacia la medida. Para algunos se trata de lo que llaman un trapo rojo para tapar las decisiones de la constituyente cubana, como la “destitución” de la fiscal Luisa Ortega.

López y el alcalde Antonio Ledezma, fueron sacados de sus hogares el martes 1 de agosto, ya que según las autoridades tenían un plan de fuga. Ledezma fue devuelto a su casa ayer en la madrugada, mientras que López, durmió otra noche en la cárcel.

LA PATILLA

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here