Caracas.- Cinco impactos de bala recibió Rency Rafael Sanabria Figuera, de 18 años, al mediodía del jueves.

El joven, que sufría de retardo mental moderado, fue atacado a tiros en el sector La Casona de Pinto Salinas.

Su padre Erasmo Sanabria retiro el cadáver del muchacho la mañana de ayer en la morgue de Bello Monte.

Visiblemente destrozado, relató que el día del crimen su hijo había almorzado y salió a la calle.

Luego escuchó varias detonaciones, y al salir a verificar lo sucedido, observó el cuerpo de su hijo en el piso.

El muchacho estaba medicado por su condición de retardo. Sin embargo, solía estar en la calle de la zona.

Ese día Erasmo llegó de trabajar y comió con su hijo, luego ocurrió el crimen.

Dijo que solo le robaron la cartera y, según testigos, fue un pistolero el que se le acercó y le disparó directamente.

“Mi hijo no tenía problemas con nadie, era un muchacho sano, y por su condición creo que lo manipulaban los delincuentes de la zona”, relató el hombre.

Especula que enemigos de los malandros del barrio lo mataron en venganza. Solo espera justicia.

EL UNIVERSAL

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.