Durante la mañana de este viernes se encontró el cadáver de Carmen Dolores Hernández de 70 años de edad, quien habría sido asesinada por su hijo adoptivo, Jesús Hernández, así lo informaron los periodistas Altagracia Anzola y Román Camacho a través de sus cuentas de twitter.

La madre biológica de Jesús consumía fármacos mientras estaba embarazada. La señora Carmen adoptó a Jesús desde los 2 años y lo trajo a Caracas para que recibiera tratamiento y rehabilitación en Valencia.

Jesús pudo disfrutar de una mejor vida junto a la señora Carmén asistió a los mejores colegios pero abandonó los estudios, mostró ciertos problemas mentales, incluso cayó en el consumo de drogas. Bajo los efectos de las drogas, Jesús logró agredir a su madre adoptiva en varias oportunidades.

Hasta que los vecinos comenzaron a percibir un mal olor que salía del apartamento en el conjunto residencial El Samán, en Valle Abajo, Caracas.

Cuando los vecinos llamaron a la policía y llegó una comisión de la PNB que derribó la puerta. Encontraron el cuerpo sin vida de Carmen Dolores con evidentes heridas de cuchillos en su cuerpo descompuesto de aproximadamente seis días.

Mientras la policía realizaba el levantamiento del cuerpo, Jesús se presentó en la residencia y fue detenido. La policía pudo detectar que el joven había robado varias pertenencias del inmueble.

Los vecinos cuentas que el muchacho tenía una conducta anormal y se expresaba de forma extraña “Era como psicótico”, comentan. Rosa Vivas, vecina, contó que el muchacho de niño era muy tranquilo pero la señora lo maltrataba psicologicamente “Ella le recriminaba que no era normal y siempre lo comparaba con otros niños. Le decía ‘por qué tú no eres como fulanito”.

LA PATILLA

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.