En 1981 Manuel Da Silva Olivera, un inmigrante portugués, decidió abrir en la esquina de la calle 29 con avenida 3 de Mérida, una heladería que desde sus inicios ofrecía los tradicionales helados de coco, mantecado o chocolate. Pero poco a poco fue ampliando su gama de sabores hasta que, en el año 1991, comenzó a figurar en el libro Guinness de los récords como la heladería con mayor cantidad de sabores. 593 sabores de helados le dieron a la Heladería Coromoto el reconocimiento mundial.

EL PITAZO

Después de 36 años de haber abierto sus puertas y con más de 860 sabores de helados, que van desde fresa, coco, mantecado hasta chipichipi, pabellón o ajo, la Heladería Coromoto se vio obligada a cerrar sus puertas. Aunque no es la primera vez que ocurre, esta vez la falta de insumos, como leche en polvo y azúcar, llevaron a que sus dueños tomaran la decisión de cerrar en plena temporada vacacional.

“Ya no es solo el alto costo de los ingredientes requeridos, es que ya no se consiguen ingredientes básicos y elementales, como lecho o azúcar”, dijo uno de los empleados de la empresa.

Aunque en el año 2006 la Heladería Coromoto abrió su primera franquicia en Portugal, Mérida y Venezuela quedan como parte de su referencia mundial; de hecho, quien venía a Mérida sabía que la Heladería Coromoto era uno de los destinos obligatorios en cualquier temporada del año.

 

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here