La estupidez humana desconoce los limites de la mortalidad. Lara ha sido el tercer estado venezolano en registrar un caso del infame juego de la asfixia – una práctica de alto riesgo que consiste en inducirse un desmayo mediante la estrangulación con el fin de sentir los efectos del desvanecimiento – luego de que un adolescente casi matara accidentalmente a su compañera de estudios mientras protagonizaban el peligroso acto.

Acorde con información procurada al diario La Prensa de Lara por fuentes policiales, el suceso acaeció la mañana del previo viernes, en las inmediaciones del colegio Enma Ceballos de la localidad de Quíbor, capital del municipio Jiménez, cuando uno de sus alumnos – un muchacho de 14 años – intentó aplicar la técnica de estrangulamiento en contra de otra, una estudiante coetánea, quien ese día era la cuarta persona en ser desmayada intencionalmente.

Segundos posteriores a haber sido asfixiada por el muchacho ante la mirada atónita de sus amigos, la víctima – que no había perdido la conciencia – profirió “viste que no me pasó nada” antes de dar tres pasos hacia atrás y desvanecer, cayendo inconsciente al suelo y golpeando, con gran fuerza, tanto su frente como pómulo derecho en contra de una acera. El impacto le produjo una grave lesión abierta, de la cual brotaba mucha sangre.

Tras presenciar el incidente, varios de los presentes huyeron mientras que otros solicitaron auxilio. La jovencita fue trasladada por sus parientes hasta un cercano centro hospitalario, donde un equipo de médicos suturó la herida en la región frontal de su cráneo; su mejilla estaba cubierta por un enorme hematoma.

El autor del hecho fue denunciado por la familia de la víctima, que presentó una acusación formal ante la subdelegación de Quíbor del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Debido a lo ocurrido, el Tribunal de Control 1 Sección Pe­nal Adolescente le imputó los delitos de homicidio intencional en grado de tentativa y lesiones personales.

Durante la audiencia, la instancia jurídica también acordó imponerle al detenido una medida de presentación que deberá cumplirse en intervalos de 15 días, aunado a la prohibición de acercarse a la víctima o hasta el antes mencionado centro educativo, reseña Caraota Digital.

NOTICIA AL DÍA Y A LA HORA

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here