Sin prisa y con media sonrisa llegaste agitado a aquel bar
Cruzamos miradas y como si nada empezaste a cantar

Tus ojos sobre mi boca, mis ojos en otra cosa
Tus manos sobre esa guitarra me llevaron a imaginar
Todo lo que una dama no debe contar


La música fluye, tus ojos me huyen, te quiero amarrar
Caminas al filo de mi precipicio fingiendo saltar


Mis ganas son una roca, las cosas que no se tocan


Seducen al gato a explorar los tejados de tu suspirar
Me deslizo en tus problemas, ni cuenta te das


Ay, ay, mejor doy un paso atrás
Si te quitas los tacones corres mucho más


Ay, ay, aunque me interesa no soy una de esas
Qué tan fácilmente se deja enredar


Mi nombre se acuesta en tus labios te arranca un suspiro de sal


Y no deberías haberme tentado, te gusta jugar

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.