Por qué las mujeres prefieren los penes gruesos y cortos

La forma del pene ha sido tema de discusión desde la antigüedad. Se cree que ciertas características proporcionan más placer sexual en la mujer ¿Qué hay de cierto en esto

¿Realmente las mujeres experimentan mas placer con las características que se popularizan? Lo aclararemos en este artículo.

A través de mis redes sociales hice una encuesta: ¿Qué prefieren las mujeres: penes largos y delgados o penes gruesos y cortos? Para sorpresa de algunos caballeros, las mujeres prefieren penes gruesos y cortos. Entonces ¿Por qué alardear del largo del pene? O ¿Por qué considerar el largo la única característica en el pene que proporciona placer?

Para explicarles estas preferencias en detalle, empecemos por la parte aburrida: la teoría. Teóricamente se ha explicado por años que el clítoris es el único órgano con capacidad de proporcionar placer físico a la mujer, incluso autores reconocidos como William H. Masters, Virginia E. Johnson y Robert C. Kolodny han reconocido a la ciencia que la sensibilidad de la vagina es tan baja que su estimulación se asemeja a la sensibilidad sexual de un hombre cuando estimulan sus testículos.

La ciencia ha demostrado en muchos estudios que la penetración sexual en la mujer es indispensable para preservar la especie, pero no para proporcionarle placer. Una prueba es que la inserción de dedos u objetos es muy poco utilizada por las mujeres como mecanismo de masturbación, la mayoría de mujeres concretan el orgasmo en masturbación tan solo estimulando su clítoris.

¿Por qué entonces a las mujeres les gusta mantener penetraciones con sus parejas si esta no las estimula lo suficiente para alcanzar el orgasmo?, bajo esta pregunta también se realizaron muchas investigaciones de orden sexual. Por eso, en la década de los 80, el termino de punto g empezó a tomar popularidad.

El punto g descrito por los autores Ladas, Whipple y Perry (1982) es una estructura funcional del tamaño de un guisante que tras su estimulación alcanzaría el tamaño de una moneda de diez centavos, fue evaluado en investigaciones sobre la eyaculación femenina realizadas en 1990 por los científicos Darling, C.A., Davidson J.K., y Conway-Welch, C., en estas se encontró que de 1.172 mujeres solo el 65.9% logro identificarlo al auto explorarse.

Tras estos hallazgos, lo que quedaba por investigar era la sensibilidad de la pared vaginal por zonas. Por fortuna un investigador de apellido Alzate (1985) ya había iniciado. Alzate descubrió que el 85% de la mujeres presentan mayor sensibilidad en pared posterior (de ellas el 91% en mitad inferior), y el 74% en pared anterior superior (60% en mitad inferior también). Y reportó casos nulos de sensibilidad en el cérvix. Esta investigación fue importante para demostrar que el largo del pene no es una característica indispensable para proporcionar mayor placer sexual en la mujer.

En conclusión, las mujeres prefieren penes gruesos y cortos en sentido a que la penetración de estos va a proporcionarles una mejor estimulación del punto g, al emitir mayor cercanía con la pared vaginal y no necesitan de un pene tan largo, pues está demostrado que en la vagina, hay mayor sensibilidad en la zona posterior de la misma.

Sin embargo, la penetración por sí sola no proporciona gran cantidad de placer. Ayuden a las mujeres a encontrar el orgasmo con la estimulación simultánea de dos o más zonas erógenas, y por ninguna circunstancia, olviden estimular el clítoris, pues como se dijo anteriormente, es el único órgano especializado en proporcionar placer.

SOHO

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

A %d blogueros les gusta esto:
Inline
Inline