Durante las relaciones sexuales algunas personas expresan su satisfacción mediante gemidos, gritos y gruñidos, pero, ¿sabemos la razón de los gemidos y gritos? o ¿Por qué lo hacen? Hoy te lo explicamos.

Esta vocalización sexual por lo general lo hacen muchos hombres y mujeres durante el sexo, aunque no necesariamente mientras tienen un orgasmo.

El gemido es una manera que las personas utilizan para comunicarse entre sí, o de expresar emoción y placer por el sexo.

A continuación lea el estudio completo:

Un estudio descubrió que entre hombres y mujeres, aquellos que gimen durante el sexo tienden a reportar más satisfacción sexual que los que hacen el amor en silencio. La comunicación ayuda a transmitir preferencias a nuestra pareja y los hace sentir bien de sus habilidades sexuales, indicando que sus esfuerzos por complacer han tenido éxito.

Vocalizar en la cama podría ayudar a que hombres y mujeres consigan lo que quieren. Los gemidos estratégicos podrían ayudar a conseguir el clímax durante el coito. Las mujeres saben que los hombres disfrutan de los ruidos que hacen en la cama y estos son un estímulo que puede inducir un orgasmo masculino.

En un estudio de 2011, publicado en Archives of Sexual Behavior, los investigadores descubrieron que las mujeres reportaron hacer más ruido, conocido como “vocalizaciones femeninas copuladoras”, justo antes y durante el orgasmo de su pareja masculina, implicando que es una acción voluntaria.

Además reportaron que el 66% de las mujeres gemía simplemente para acelerar el orgasmo de su pareja y el 87% lo hizo para aumentar su autoestima. Básicamente, las mujeres gemían cuando están aburridas, cansadas o incómodas para que el sexo concluya más rápido.

No obstante, las personas que reportan hacer ruidos durante el sexo tienden a ser las menos aprensivas acerca de la comunicación en la cama y las más confiadas de sus habilidades sexuales. Por lo tanto, podría ser el ruido mejora la satisfacción sexual, pero también que las personas que son mejores en el sexo hacen más ruido.

Las mujeres no son los únicos primates que vocalizan durante el sexo. Los macacos hembras también realizan vocalizaciones durante el coito; los sonidos que hacen se vuelven más complejos cuando están más cerca de la ovulación y varían cuando una hembra se está apareando con un babuino masculino de mayor rango. Los monos macacos femeninos también “gemían” para ayudar a desencadenar el orgasmo de sus compañeros.

MEDI PLUS

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here