El mito del chico supermusculado y fuerte que además es un dios en la cama acaba de ser puesto en duda por la ciencia. Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte ha descubierto que los chicos que se entrenan intensa y regularmente ven su deseo sexual reducido con respecto a los que llevan un entrenamiento físico de menor intensidad.

Los investigadores hicieron una encuesta a 1.100 hombres mayores de 18 años para conocer sus hábitos de entrenamiento físico. Luego también se les preguntó por el estado de su líbido, su vida sexual, sus fantasías, su capacidad de excitación, su deseo de ser atractivos y su necesidad de intimidad.

Los resultados mostraron que las personas con un entrenamiento físico de menor intensidad tenían una vida sexual más activa o al menos normal si se comparaban con aquellos que sometían a su cuerpo a largas horas de actividad física de alta intensidad. La conclusión de los autores fue que entre los hombre la exposición regular a ejercicio físico de alta intensidad tiene una asociación significativa con una libido baja.

“Los médicos especialistas en tratar trastornos masculinos de la función sexual, problemas de infertilidad y de pareja deben considerar el grado de ejercicios de resistencia y actividad física del hombre como un factor que podría causar complicaciones potenciales en su vida sexual “, dijeron los autores del estudio publicado en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise.

MUJER HOY

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.