Esta semana, el diputado a la asamblea nacional constituyente (ANC) Diosdado Cabello ganó una demanda contra El Nacional, el principal diario de Venezuela, por rebotar una noticia donde se le vinculaba con una investigación por narcotráfico en Nueva York. El Comercio habló con su director, Miguel Henrique Otero.

—¿El Nacional pagará la reparación?
Si un juez nos ordena pagar debemos hacerlo, porque si no nos embargan, nos quitan la empresa. En Venezuela los tribunales obedecen los lineamientos del Ejecutivo, el juez hace lo que quiere Diosdado Cabello. Ahora, lo que hay que ver es en qué consiste la demanda por difamación.

Hace tres años y medio publicamos una información que salió en ABC de España, donde se señaló que un fiscal federal de Nueva York abrió una investigación a Cabello por narcotráfico. Esa información fue rebotada por 90 periódicos del continente. Como el juicio penal no avanzaba, Cabello metió uno civil que ya emitió sentencia. Pero lo más curioso es que hace dos semanas Estados Unidos sancionó a Cabello por narcotráfico, lo que quiere decir que sí había investigación.

—¿Han podido presentar sus descargos?
Por supuesto. Lo que pasa es que el juicio penal va por una parte y el civil por otra. Según la justicia venezolana, no puede abrirse un juicio civil si no hay una sentencia penal, pero aquí se saltan las normas legales.

—El 22 de mayo, Conatel abrió otro procedimiento a la web de El Nacional. ¿Cómo va ese proceso?
Conatel ha sido el instrumento del gobierno contra la radio y la televisión, es el regulador del espectro radioeléctrico. Ellos han cerrado RCTV y otros medios. Han logrado que en Venezuela haya una autocensura permanente en radio y TV, pero con los periódicos no se pueden meter porque no somos concesión. Entonces, ellos regulan la web, que tampoco es una concesión, y con esa justificación actuaron sobre la web de El Nacional abriendo un proceso que no sabemos de qué se trata.

—¿Personalmente tiene alguna causa abierta?
La demanda por difamación, que es absurda.

—¿Ha pensado en vender?
No. Enviados del gobierno nos han hecho propuestas y las hemos rechazado. No estamos a la venta a un régimen que es una dictadura espantosa. Estamos seguros de que vamos a publicar el titular “Venezuela regresa a la democracia” y que pudimos resistir a esta arremetida durante tantos años.

—¿Cuándo fue la última vez que le quisieron comprar el diario?
Hace como tres años.

— Usted vive en Estados Unidos, ¿puede regresar libremente a Venezuela?
Tengo medidas cautelares, pero en Venezuela la justicia funciona como en la otrora Alemania Oriental, donde cada uno tiene un expediente que se traduce en demandas que son utilizadas a través de medidas cautelares para detener a la gente. Es el caso de la mayoría de presos políticos en Venezuela.

EL NACIONAL

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here