“Nunca en mi andar como servidor público había recibido una carta de un niño pidiéndome comida, siempre me pedían juguetes”, aseveró este viernes el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, al hacer referencia a que una niña de 10 años le solicitó durante un recorrido que realizó en el municipio Zamora, alimentos para poder asistir a la escuela.

2001

“Hoy nuestra realidad es otra cosa. En Venezuela hay hambre”, sentenció al tiempo que cuestionó que mientras en la calle se vive una crisis alimentaria, los representantes del gobierno “cada día están más gordos, porque ellos no viven ni uno solo de los problemas que sufre a diario el pueblo”.

Según un estudio de More Consulting, 77,4% de los niños dejan de ir a clases porque no tienen qué comer, y 54% de los padres ha dejado de alimentarse para darles comida a sus hijos.

En ese sentido, Capriles pidió a los voceros gubernamentales salir de la mentira y no ser indolentes “son ustedes quienes han llevado al venezolano a vivir en esta situación de crisis”. Sostuvo que “ningún niño venezolano debería pasar hambre”, teniendo el país tierras e infraestructura para producir suficientes alimentos.

“Cada vez que me encuentro a un niño me ratifican que vale la pena seguir luchando por el país, ellos son los ángeles en la tierra. Por eso debemos unirnos para luchar contra el hambre. No podemos ser indolentes ante los problemas que padecen todos los días los venezolanos”.

Asimismo, recordó que este fin de semana se realizará la validación del partido Primero Justicia en todas las plazas Bolívar a nivel nacional.

“Los partidos existen para que haya democracia. Si mueren los partidos muere la democracia. Los partidos son la plataforma para hacerle frente a los problemas de los venezolanos. No podemos permitir que el gobierno nos siga alejando del camino de la democracia”.

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.