¿Será que no recuerdan su “Ruta de la Empanada”, las “Areperas Socialistas”, Agroisleña, lo que hicieron con Café Madrid, el Peñón y Fama de América y Lácteos Los Andes? ¿No les bastan los macro desastres de Cantv, Sidor, Cemex y Banco de Venezuela? ¿O los sembradíos en la Autopista Regional del Centro y los diez centrales azucareros que manejan en coordinación con comprobados pillos cubanos? Todos, absolutamente todos, un fracaso. ¿Es que no hay una sola persona en el gobierno que asuma un riesgo histórico y públicamente detenga esta sangría de recursos del Estado y de reiterados atropellos a la población de menores recursos? ¿Saben Maduro y Tareck el complejo mundo que hay detrás de una buena panadería en cuanto a insumos, horarios, proveedores, dedicación y vocación? Un panadero no se hace vía Gaceta Oficial. Ser panadero se nace, se hereda y se forma por largos años. Además, los dos saben muy bien que el problema no son los panaderos, las panaderías, ni el precio de la canilla, sino que simplemente no hay trigo. ¿Lo paradójico de todo? Pues, que el trigo es importado, con dólar a 10 bolívares, de forma exclusiva como monopolio por el propio gobierno de Maduro. En pocas palabras, es su gobierno el que promueve las colas, el desabastecimiento y la escasez de panes, (mientras Iris multiplica los “pranes”). Si Maduro y la incapaz burocracia que le acompaña trajeran los volúmenes de trigo que corresponde al total de venezolanos que somos, pues simplemente desaparecían colas y especuladores. El martes Nico soltó una verdad sorprendente: “lo que tenemos es una crisis de incapacidad”. A confesión de parte…

Lea más en
RUNRUN.ES

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.