Luego de que Adele arrasara con los premios en la última versión de los Grammy, se desató nuevamente la polémica en relación al tema racial. Esto, luego de que varios artistas se mostraran preocupados de que se estuviera favoreciendo a los músicos blanco por sobre los de raza negra.

Por lo mismo, el presidente de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación, Neil Portnow, salió a desmentir estas críticas. “No creo para nada que haya un problema racial”, señaló en una entrevista con Pitchfork. “Recuerden que este un premio de un voto (por persona), por lo que decimos que los Grammy no son una entidad corporativa, sino que son los 14.000 miembros de la academia”, agregó.

“Nosotros, como músicos en mi humilde opinión, no escuchamos música basándonos en el género, en la raza o en la etnia. Cuando tienes que votar por una pieza musical —al menos en la manera que yo lo hago— te pones una venda y escuchas. Es una cuestión de cómo reaccionas y qué en tu mente como profesional te eleva al nivel más alto de excelencia en cada año”, añadió Portnow.

Según The Guardian, el presidente de la entidad aseguró que la Academia “siempre está trabajando” en incrementar el nivel de diversidad de sus miembros. “No tiene a Chance the Rapper como el mejor artista del año si tienes miembros que nos son diversos o que no son de mente abierta y que no están escuchando esa música”, sostuvo.

La inglesa Adele se impuso en la última edición de los Grammy con cinco galardones, precisamente en las categorías más importantes del certamen: Álbum del año (25), Canción del año (“Hello”), Grabación del año (“Hello”), Mejor disco pop, Mejor actuación solista (“Hello”).

Por otro lado, la ex Destiny’s Child se quedó sólo con dos premios, un Grammy a Mejor Álbum urbano contemporáneo por Lemonade (2016) y otro a Mejor video musical por el clip de la canción “Formation”.

Esta no es la primera vez que se instala la polémica. En 2015, el músico Beck ganó Mejor Álbum del año por Morning Phase, por sobre Beyoncé de la esposa de Jay Z. Además, el año pasado, Talor Swift se quedó con el Álbum del año con 1989, superando al favorito, Kendrick Lamar con To Pimp a Butterfly.

EMOL

 

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.