Adele tomó una decisión muy importante esta semana sobre sus conciertos en vivo y es quitar por completo los fuegos artificiales con los que daba énfasis a algunas de sus canciones. Es bien sabido que en medio de la energía de algunas melodías cantadas en vivo, todo se intensifica cuando de pronto al lado del escenario aparecen luces destellantes que acompañan las notas más altas o importantes del tema. A miles de personas en el mundo les agrada esta combinación que es una de las más comunes en las giras de muchos cantantes. Sin embargo, Adele se dio cuenta de lo peligrosas que pueden ser luego de que su propio hijo resultara lastimado con los residuos de esta atracción.

adele1z

Tan abierta como siempre con su público, la cantante británica recurrió a sus redes sociales para explicar por qué de ahora en adelante en sus conciertos ya no habrá fuegos artificiales. La razón principal fue que durante uno de los ensayos de sus conciertos actuales, su hijo de cuatro años, Angelo, estaba presente y salió lastimado durante la prueba de sonido y coordinación de luces.

Adele se refirió a su decisión en su reciente concierto en el Domain Stadium de Australia. “Hemos estado ensayando mucho y hasta la noche de ayer teníamos fuegos artificiales preparados para ustedes. Y obviamente a todo el mundo le encantan los fuegos artificiales… Sin embargo, mi hijo estaba sentado entre el público, bueno, no había público como tal, eran básicamente cinco personas. El caso es que un trozo de algo, no era muy grande, era bastante pequeño, se le metió en el ojo y lo pasó muy mal, así que he tenido que quitar los fuegos artificiales”, explicó la cantante de 28 años.

ad1z

La cantante no recibió la respuesta esperada de su público, que de inmediato se dividió en opiniones. Adele, siempre dispuesta a complacer a su público, intentó calmar el momento con una improvisada encuesta sobre si debía o no incluir las luces. “Bueno, tendremos que traerlos la próxima vez”, dijo resignada.

A pesar de la decisión que tomó frente a la audiencia, es probable que Adele opte por una nueva atracción en sus conciertos que ayuden a intensificar cada una de sus canciones. Una de ellas podría ser la lluvia de papeles que ya ha usado con anterioridad y que se convirtió en el mensajero perfecto de su pareja, Simon Konecki, para recordarle lo mucho que la quiere en su reciente aniversario.

Fue al finalizar su concierto en Nashville cuando la lluvia de confeti de colores tapizó el lugar con papelitos llenos de mensajes de amor para Adele. “Eres un ángel”, “Te amo desde hace tiempo”, “Feliz aniversario” y “Te amo”; eran algunas de las frases que se podían leer.

HOLA! USA 

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.