Apenas un día después de asumir el poder, el nuevo gobierno italiano dejó clara su postura sobre la inmigración.

El nuevo vice primer ministro y ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, declaró el sábado ante una congregación política que los “buenos tiempos para los inmigrantes indocumentados han llegado a su fin”.

Salvini es también líder de la Liga Norte, el partido con la postura más antiinmigrante de la nueva coalición populista que gobierna Italia.

El vice primer ministro hizo las declaraciones antes de una visita, este domingo, a la isla de Sicilia, uno de los principales puntos de arribo en Italia de refugiados del Norte de África y Medio Oriente.

“Llegó la hora de empezar a empacar sus maletas”, añadió el ministro en su mensaje.

Deportaciones, la prioridad

Las medidas para deportaciones masivas es una de las prioridades del nuevo gobierno.

Durante la campaña electoral, el líder de la Liga Norte prometió deportar medio millón de inmigrantes en los próximos cinco años, incluyendo 100.000 en el primer año.

“Puertas abiertas en Italia para las personas buenas y un boleto sin retorno para aquellos que vienen a Italia a crear conmoción y pensar que los vamos a cuidar”, expresó.

“Enviarlos a casa será una de nuestras principales prioridades”.

¿Racismo?

Muchos de los críticos de Salvini lo consideran un racista oportunista que arriesga conducir a Italia por un camino de xenofobia.

Pero, durante la campaña, el nuevo ministro se defendió diciendo que el “único antídoto contra el racismo era el control, regulación y limitación de la inmigración”.

Su mensaje ha encontrado adeptos entre los que se encuentran agobiados por el desempleo, particularmente en el sur del país, y los que perciben a los inmigrantes como la causa de la inseguridad.

Salvini suele denunciar rápidamente en las redes sociales supuestos crímenes cometidos por inmigrantes.

La verdad es que, según las propias cifras del Ministerio del Interior, la tasa de criminalidad ha bajado en Italia en la última década, a pesar de que el número de extranjeros llegando al país ha subido.

“La verdad no cuenta, solo lo que dices cuenta y en ese aspecto Salvini es increíble”, dijo el periodista Matteo Pucciarelli al diario británico The Guardian.

“No vivimos en el salvaje lejano oeste, pero él está dando la impresión de que sí”.

BBC

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here