El embarazo es un proceso de 40 semanas, en el que a lo largo de cada una de las etapas el cuerpo va cambiando, tu tripita va creciendo y parece que todo lo que tienes en el armario te queda fatal. Debes dejar a un lado tus prendas favoritas y pasar a llenar el armario con estilismos premamá. Principalmente, lo que las mujeres desean cuando están embarazadas son prendas cómodas, pero la comodidad no tiene por qué ir asociada a perder el estilo.

Las prendas cómodas son imprescindibles durante el embarazoLas prendas cómodas son imprescindibles durante el embarazo

Como hemos dicho anteriormente, el embarazo tiene varias etapas. No es lo mismo vestirse en la séptima semana de embarazo, que vestirse a unos pocos días de dar a luz. Por eso, desde aquí queremos darte una serie de claves sobre cómo vestirte los últimos días de embarazo.

COMODIDAD ANTE TODO

En el tercer trimestre del embarazo lo más normal del mundo es que te sientas pesada e incómoda, y más aún si estás en la recta final, por eso lo primordial es buscar la comodidad. Las prendas premamá, además de ser cómodas, son cada vez más funcionales y modernas, por eso las embarazadas cada vez tienen menos excusas para estar guapas e incluso sexys mientras esperan un bebé. En los últimos días de embarazo, olvídate de botones, cinturones, cremalleras o cualquier cosa que te pueda molestar.

Hay que buscar el equilibro entre la ropa ajustada y la ampliaHay que buscar el equilibro entre la ropa ajustada y la amplia

Trata de evitar la ropa pegada, pero tampoco uses ropa demasiado amplia pues crearás un efecto demasiado desarreglado, lo idóneo es que encuentres un equilibrio. Una buena opción para estos días límite son los maxi-vestidos en tela de punto y de corte imperio.Para quien no conozca este término, el corte imperio es aquel corte que va justo debajo del pecho. Esta opción es muy versátil y favorecedora, además no hace falta que sean especiales para embarazadas y hasta los podrás utilizar después de tener el bebé, ¿no es genial? Y por supuesto, además de ir cómoda, con este tipo de vestidos le darás un toque muy chic a tus estilismos. Si por el contrario los maxi-vestidos no van mucho contigo, tienes la opción de usar leggings premamá, una de las prendas estrellas de las embarazadas. Unos leggings premamá en color negro serán tu mejor aliado.

Combinarlos con una blusa amplia y vaporosa o una túnica hará que te sientas cómoda y elegante al mismo tiempo. Las faldas largas con goma en la cintura, sean de premamá o no, también son una buena opción, siempre son tendencia y a las embarazadas les sienta realmente bien. Es muy importante en estos casos que busques faldas que tengan un elástico que no apriete y que se pueda poner por debajo de la tripa.

Te recomendamos que las prendas que utilices no tengan muchos estampados, las prendas básicas en colores lisos y neutros son la opción más práctica y que más te va a favorecer. Si estás cansada de utilizar prendas monocromáticas y te apetece darle un poco más de rollo a tu estilismo te recomendamos que añadas ese toque divertido a través de los accesorios: un maxicollar de colores llamativos, una pashmina con animal print, un anillo grande… Son numerosas las opciones que tenemos para conseguir un estilismo de embarazada con mucha chispa. Utiliza ropa hecha en tejidos naturales como el algodón, la lana o la seda. La ropa fabricada con este tipo de tejidos es mucho más cómoda que la ropa con tejido sintético, y además si hace calor, son la opción más recomendable.

El dolor abdominal es muy común durante el embarazoEl dolor abdominal es muy común durante el embarazo

ROPA INTERIOR

Es importante que durante el embarazo te sientas cómoda por fuera, pero también por dentro. Por eso, algo que no podemos pasar por alto es el tema de la ropa interior. En estos últimos días, lo más común es que te sientas hinchada y es necesario que tu ropa interior no acentúe este síntoma. Es importante que inviertas en sujetadores de calidad y siempre una talla más grande. Te recomendamos un sujetador de maternidad o de tipo deportivo, elástico y sin aro para que no te incomode. Lo ideal es que el sujetador esté realizado en tejidos con un alto porcentaje de algodón, así evitarás la aparición de lesiones dermatológicas y la irritación en la zona areolar tan propia de la última fase de gestación. Este tipo de sujetadores te serán muy prácticos para el día a día y gracias a sus tirantes anchos y ajustables no cargarás tanto la espalda, evitando dolores innecesarios.

Por su parte, la ropa interior inferior no debe ser excesivamente ajustada. Una braga ajustada en exceso puede producir numerosas molestias abdominales. Durante los últimos días del embarazo, muchas mujeres sufren hinchazón en los tobillos y en los pies, por eso debemos intentar usar calcetines y medias que no compriman o que no tengan elástico.

Lo mejor es dejar a un lado los tacones y optar por calzado cómodoLo mejor es dejar a un lado los tacones y optar por calzado cómodo

ADIÓS TACONES

Como hemos repetido a lo largo de varias ocasiones, la comodidad es algo fundamental para una embarazada en los últimos días antes de dar a luz. Además de elegir la ropa, no nos podemos olvidar de algo tan fundamental como el calzado. Durante el embarazo es muy importante que cuides tus pies, ya que al aumentar de peso, el centro de gravedad cambia, por lo que tus pies deben caminar con más peso y con los apoyos cambiados. Lo ideal para estos últimos días será que utilices zapatos bajos o zapatillas cómodas, así conseguirás aliviar los dolores de espalda y te ayudará a mantener el equilibrio.

Lo mejor es que digas adiós a los tacones hasta después del parto, porque además de que con ellos puedes perder el equilibrio, los expertos advierten que los cambios hormonales que sufre la mujer durante el embarazo hacen que las ligaduras de las mujeres se debiliten, por eso las torceduras son muy comunes. Si en estos últimos días tienes que asistir a algún evento especial, por ejemplo a una boda, y no estás dispuesta a renunciar a los tacones, puedes hacerte con un par de kitten heels, un zapato de tacón que está a medio camino entre la bailarina y el salón de tacón medio. ¡Eso sí! Siempre lleva mucho cuidado para no tropezarte.

BEKIAMODA

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here