Emma Watson protagoniza el reportaje de portada del nuevo número de la revista Vanity Fair. Ilustrada con una elegante sesión de fotos, la actriz concede una amplia entrevista en la que aborda, entre otros temas, uno ciertamente controvertido: su tajante negativa a hacerse fotos con los fans cuando estos la abordan por la calle.

“Para mí ahí está la diferencia entre ser capaz de tener una vida y no tenerla”, explica: “Si alguien me hace una fotografía y la publica en sus redes sociales, a los dos segundos ha creado un marcador de mi posición en un radio de unos 10 metros. Pueden ver con quién estoy y qué ropa llevo puesta. Simplemente, no puedo ofrecer esos datos de rastreo”.

Con todo, Watson procura no parecer arrogante o desagradecida con sus seguidores: “Yo les digo que me voy a sentar con ellos y voy a responder a todas las preguntas sobre ‘Harry Potter’ que quieran hacerme, pero que no me voy a hacer ninguna foto. Tengo que saber diferenciar con cuidado cuándo soy una celebridad admirada o cuando, para la otra persona, no soy más que el acontecimiento freak de la semana. A los niños, por ejemplo, jamás les digo que no a hacerme una foto”.

La actriz también ha explicado por qué se niega a hablar de su vida sentimental con los medios: “Quiero ser consecuente. No puedo hablar de mi novio en una entrevista y después pretender que los paparazzi no nos anden persiguiendo por la calle. No puedes tener ambas cosas. Me he dado cuenta que en Hollywood, cuando tienes pareja, eso se convierte en parte del show promocional de una película. Odiaría que alguien que estuviese conmigo sintiese que forma parte de un espectáculo o un evento”.

‘La Bella y la Bestia’, último film de Emma Watson, se estrena en España el próximo 17 de marzo.

Fotogramas

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.