El mayor grupo de fans dedicado a ElRubius en Facebook ha pasado de ser un lugar de debate para niños entre 7 y 12 años sobre el popular youtuber, sus apariciones en público, sus consejos o novedades, a un foro donde se intercambian vídeos de pornografía infantil, de sexo explícito entre adolescentes, secuencias de zoofilia y hasta decenas de teléfonos móviles de menores par entrar en grupos de Whatsapp con desconocidos o retransmisiones en directo de menores desde su cama. Todo ello, bajo la discreción que permiten los grupos privados de Facebook, a cuyo contenido solo pueden acceder los miembros, lo que dificulta el control de la policía y de la propia red social.

Los fans que se concentran en torno a la figura del youtuber se cuentan por millones (23,4 en su canal de Youtube) y en este grupo privado de Facebook Criaturitas del señor :3, dedicado a él y formado en su mayoría por miembros de entre 7 y 10 años, suman hasta la fecha de la publicación de esta investigación 108.000. Esto lo convierte en una comunidad tan sensible como, por desgracia, deseada por pederastas.

Conversación en el grupo entre fans de ElRubius
Conversación en el grupo entre fans de ElRubius (Criaturitas del señorrr :3 (Facebook))

Puesto en marcha por la propia comunidad de fans de ElRubius, este es el mayor grupo privado en Facebook dedicado a unir seguidores del youtuber. Son en su mayoría menores de España y Latinoamérica, de los que los más activos son los niños de entre 7 y 12 años. Y, pese a la inocencia de su propósito y la buena voluntad de sus administradores–que tratan de borrar estos materiales lo más rápido posible-, el grupo es finalmente una grieta por la que se cuelan imágenes y situaciones que horrorizarían a cualquier adulto.

¿Vigilado por menores?

A diferencia de las páginas de fans de Facebook, al contenido de los grupos cerrados solo se puede acceder si se es miembro, lo que se consigue enviando una petición a sus administradores que pueden o no aprobarla.

Eso sí, al igual que ocurre con muchas de las páginas de fans, ElRubius no tiene ninguna relación con este grupo, más allá de haber popularizado entre los más jóvenes la expresión que le da nombre -“criaturitas del señor”-, con la que el influencer se refiere a sus más fieles seguidores.

Normas publicadas por los administradores del grupo, muchos de ellos menores a juzgar por su foto de perfil
Normas publicadas por los administradores del grupo, muchos de ellos menores a juzgar por su foto de perfil (Criaturitas del señorrr :3 (Facebook))

Una vez dentro, los miembros de la comunidad exponen en el muro todo lo que quieren, aunque sus ocho administradores actuales –la mayoría menores, a juzgar por sus fotografías de perfil- advierten de unas normas que, aunque están claramente indicadas, ciertos usuarios se saltan con frecuencia.

Una de estas normas especifica claramente“no publicar cosas que no tienen nada que ver con este grupo”, y “no porno ni CP (del ingléschildren porn: porno infantil)” bajo la amenaza de que “cuando no entiendan las malditas reglas se dará un aviso y se cerrará el [acceso al] muro”.

Las estrictas normas de Facebook

Esta red social opera con unas estrictas normas de seguridad que establecen límites para comportamientos y contenidos de los usuarios. Cuando éstos se sobrepasan, la plataforma actúa de inmediato y elimina el material inadecuado y se reserva el derecho de cerrar perfiles de personas y eliminar páginas y grupos. Salvaguardar la confianza de los usuarios es una norma que Facebook ejerce hasta el extremo, lo que provoca que, por ejemplo, cada cierto tiempo, conozcamos casos de fotografías eliminadas de la plataforma porque muestran a una madre amamantando a un niño o expresiones artísticas consideradas ofensivas para miembros de la comunidad.

Para conocer más rápidamente los contenidos dañinos o delictivos, Facebook facilita a sus miembros el poder reportar perfiles o actividades sospechosas con celeridad y, si descubre un caso grave, avisa a las autoridades. No obstante, el problema parece que reside en poder controlar un volumen de información tan ingente –mundial- a tiempo real. Lógicamente, los grupos de Facebook -ya sean abiertos, cerrados o privados-, tienen grandes utilidades sociales y beneficios para los millones de usuarios de esta plataforma, dado que es inspirador encontrar en ellos un lugar en el que compartir aficiones, gustos e incluso buscar apoyo de otras personas que pasan por una misma situación.

El contenido

Pese a que las reglas establecen un terrero de juego limpio, parece difícil controlar al minuto y permanentemente el material que difunden miles de personas en un mismo muro durante las 24 horas del día.

Prueba de ello es que, en el muro de este grupo, han aparecido diferentes vídeos de contenido pornográfico extremo y hasta delictivo que, según ha podido comprobar La Vanguardia, han podido ver todos sus miembros.

Entre esos vídeos hay uno especialmente duro que aparece en el muro en repetidas ocasiones y se reproduce solo, de modo que no se puede eludir. En él una niña de unos 10 años practica una felación a un niño que aparenta unos 8 años, después de mantener ambos relaciones sexuales completas.

Hay más grabaciones: parejas adolescentes que practican sexo conscientes de la cámara y otras que lo hacen en lugares públicos, supuestamente grabadas a escondidas por un tercero. Hay incluso vídeos de zoofilia en los que se ve explícitamente a dos mujeres realizando prácticas sexuales con caballos.

“Yo tengo 10 años, vi el vídeo porno y me asusté”

Esta semana, los fans de ElRubius debaten sobre la aparición en un portal de contenidos para adultos -PornHub- de un vídeo pornográfico que protagoniza, supuestamente, el youtuber. El asunto se ha tratado largo y tendido en Criaturitas del señor :3 y la conversación ha ido acompañada de fotogramas del vídeo a partir de los cuales los miembros del grupo tratan de saber si se trata o no de su ídolo.

Ante la aparición de estas imágenes en el muro del grupo, una de las administradoras salió al paso este martes: “Dejen ya de publicar lo del vídeo porno de Rubius. Por más que sea de Rubius es porno y hay menores de 10 años en el grupo. Si veo alguna publicación de tal, ban [bloqueo] definitivo”. Entre las respuestas, la de una niña que decía: “Yo tengo 10, vi el vídeo porno y me asusté”. Y otra: “Tengo 10 años y me sorprendí wuau”.

Mensaje de una administradora pidiendo que no se saquen imágenes pornográficas
Mensaje de una administradora pidiendo que no se saquen imágenes pornográficas (Criaturitas del señorrr :3 (Facebook))

Estas intrusiones sexuales se suceden a menudo. Hace unos días, un usuario subió al muro la imagen de una mujer vestida, pero insinuante en una postura de invitación sexual, acompañada de un texto en el que hablaba de masturbación. Como reacción, una niña comentaba: “No entiendo por qué publican esto si no es de ElRubius”. Paralelamente, los administradores intentan borrar todos los contenidos pornográficos, pero éstos suelen estar visibles durante horas para toda la comunidad.

No es solo el contenido al que tienen acceso los menores si no la exposición a la que ellos mismos se someten sin saberlo ni conocer las posibles consecuencias.

Facebook Live desde la cama

Otras normas de esta comunidad prohíben expresamente hacer retransmisiones en directo no autorizadas: “No spam” y “no directos”. Así lo explican los administradores: “Si quieren hacer un directo hagan el favor de comunicarse con las administradoras o moderadoras y si no lo hacen serán ban [eliminados] permanentemente”.

No obstante, varios menores de edad los realizan a diario, conectando con los más de 108.000 miembros de la comunidad desde su mismo colegio, desde su cuarto, incluso desde su cama. A nivel de alcance, es como si pudieran ser vistos por todas las personas que caben en el Camp Nou, cuya capacidad es para más de 99.000 personas. De su habitación, al mundo.

Estos vídeos están realizados, habitualmente, por niñas que suelen tener entre 8 y 12 años. En estos directos, las menores, que en ningún caso aparecen acompañadas de un adulto –de lo que se desprende que no existe control familiar-, piden a los miembros del grupo que les hagan preguntas y que les planteen retos a conseguir.

Muchos son los mensajes que piden a los usuarios su teléfono para incluirlos en supuestos grupos de Whatsapp, y los fans entregan su móvil sin pensar en consecuencias
Muchos son los mensajes que piden a los usuarios su teléfono para incluirlos en supuestos grupos de Whatsapp, y los fans entregan su móvil sin pensar en consecuencias (LVD / LVD)

Si bien muchas de las propuestas que reciben son inofensivas, como invitaciones a bailar o a cantar, como lamentablemente es de esperar, en más de una ocasión aparecen comentarios que piden imágenes sensuales o con poca ropa. “Enséñame tu pack” o, como se leía en uno de estos directos hace pocos días, “haz el gemido más sexy que te sepas”. Casi al mismo tiempo, otra niña que no debía tener más de 10 años subió un vídeo en directo en el que cantaba y el comentario no tardó en aparecer: “¡Tetas!”.

El propio ElRubius ha denunciado el spam y los clickbaits con reclamos sexuales a través de los vídeos que emite en su canal de Youtube. También en Twitter, donde el pasado 12 de febrero el youtuber encontró el siguiente mensaje: “Si llego a los 90.000 subs [suscriptores] prometo hacer directo desnuda”.

ElRubius reaccionó enfurecido pidiendo a sus seguidores: “¿Queréis dejar de dar like a estos comentarios? Esto es puro spam. ¿No os dais cuenta? Es obvio. No sé qué pasa que mis vídeos están repletos de esta mierda: ‘Si este comentario llega a 500 likes te envío una foto desnuda’. Eso no va a pasar, es un fake, es un clickbait en forma de comentario. No le deis a like, reportad estos comentarios, dadles votos negativos”. Minuto 1:

Decenas de números de móvil de menores

El objetivo del grupo Criaturitas del señorrr :3 no es únicamente el de ver imágenes de ElRubius o debatir sobre su ídolo –cosa que sucede en la mayoría de las ocasiones en un tono adecuado- sino, también, de interaccionar con la comunidad.

Esta interacción tiene muchos niveles y, en no pocas ocasiones, hay quien busca algo más que recibir muchos likes. Muestra de ello es que algunos miembros piden a las ‘criaturitas’ que faciliten sus números de teléfono para iniciar un grupo de WhatsApp sobre ElRubius, idea que hace que muchos menores se apunten y compartan masivamente en el muro su número de teléfono.

“Criaturitas, pasen sus números para un grupo en Whatsapp”, pedía una usuaria el pasado 17 de febrero, logrando en pocos minutos decenas de números. Otra usuaria, el mismo día, informaba de que iba a crear un grupo de Whatsapp para la gente que alguna vez se ha querido desahogar, pero no sabe con quién.

“Aquí vas a poder desahogarte de cualquier problema que tengas, aquí podrás llorar, gritar, lo que quieras. Yo, más los demás que estén agregados a este grupo, te ayudaremos a pasar ese momento difícil, así que si quieres entrar en el grupo, sólo deja tu número abajo y te veo en el grupo”. El reclamo, aparentemente inocente, atrae según ha podido comprobar La Vanguardia a decenas de niños y niñas que comparten en abierto y de forma accesible para cualquiera su número de móvil.

Investigación policial

La Vanguardia ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil estos contenidos y ha iniciado una investigación sobre este grupo.

Cuando aparece un vídeo de pornografía infantil en una red social, ¿de quién es la responsabilidad? “La responsabilidad es del usuario que lo hace”, afirman fuentes del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil. “No es responsabilidad de la red social, a menos que se compruebe que sabía de la existencia de ese vídeo –por ejemplo, porque alguien lo hubiera reportado- y no hubiera hecho nada por eliminarlo”.

Este grupo policial ha iniciado sus averiguaciones para dar con las personas que han distribuido el material de pornografía infantil en este grupo cerrado para conocer si son menores de edad o adultos enmascarados tras un perfil falso. “Compartir pornografía, por muy explícita que sea, incluyendo zoofilia, no es delito, pero sí lo es compartir pornografía infantil”, subrayan fuentes de este grupo consultadas por La Vanguardia.

Los expertos en delitos telemáticos del Instituto Armado reconocen que no hay medios suficientes para poder impedir, a tiempo real, que una persona que está situada ahora mismo en cualquier punto del planeta comparta materiales denigrantes o delictivos, aunque las policías –y las principales redes sociales- cuentan para tal fin con el sistema PhotoDNA, un software de rastreo de pornografía infantil.

La única manera de que no se comparta este tipo de contenido sería poniendo un policía al lado de cada persona. Por tanto, dicen los expertos que “la solución está en la prevención”. “Hay que enseñar a los niños que no deben compartir ese tipo de contenidos y, al mismo tiempo, los padres deben implicarse y controlar cómo se comportan sus hijos en internet. Hay que explicarles que deben comportarse en la vida virtual del mismo modo que en la vida real”.

Nativos digitales

Los menores de edad son nativos digitales y están “mucho más avanzados” que muchos padres en materia de conocimiento de las nuevas tecnologías, por lo que los progenitores pueden menospreciar los riesgos reales

“De la misma forma que los padres preguntan dónde se celebra una fiesta de cumpleaños de amigos de sus hijos, o cómo son sus amigos, cómo se llaman y quiénes son los otros padres, deben hacer lo mismo con todas las personas con las que sus hijos se relacionan a través de internet”, un mundo “que es un vergel para los depredadores”, advierte la Guardia Civil. Por ello piden a los padres que expliquen a sus hijos con normalidad los riesgos a los que se enfrentan por estar presentes en redes sociales, como problemas de acoso, sexting o que hayan podido ver contenido inadecuado y lo reporten a un adulto. También recomiendan a los padres que siempre tengan contacto visual con la pantalla que está utilizando el menor y que siempre verifiquen que la persona con la que están interaccionando online “realmente es quien dice ser”.

El Instituto Armado resalta, además, que los menores de edad son nativos digitales y están “mucho más avanzados” que muchos padres en materia de conocimiento de las nuevas tecnologías, por lo que los progenitores pueden menospreciar los riesgos reales a los que sus pequeños se exponen diariamente.

¿Un caso aislado o una laguna en las redes sociales?

Esta es la actividad habitual del más numeroso de los grupos dedicados a ElRubius; pero no es el único: Facebook está repleto de grupos más o menos numerosos dedicados a ídolos de YouTube y artistas que concentran a centenares de miles de niños y niñas en comunidades que comparten información de forma privada y, por tanto, difícilmente controlable.

Mientras Facebook, como otras aplicaciones, se esfuerza desde hace años en bloquear cualquier atisbo de contenido sexual en su plataforma, muchos usuarios aprovechan el impacto de la inmediatez para compartir contenidos graves e, incluso, delictivos. Esta situación vuelve a poner el foco en la importancia del control parental.

La Vanguardia

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.