Unos 300 trabajadores de la planta de Venezolana de Cementos (Vencemos), protestaron frente a la Inspectoría del Trabajo de Puerto La Cruz para plantear nuevas peticiones.
Luis Chaparro, secretario general del sindicato de Vencemos, aseguró que entregaron un documento al despacho en el que denunciaron las graves condiciones en las que tienen que laborar los empleados y expusieron la crisis operacional de la compañía, reseñó el diario El Tiempo de Puerto La Cruz.
“A nosotros nos aplicaron la medida de brazos caídos desde hace más de ocho años. En ese tiempo producíamos 3.000.000 de toneladas de cemento y 2017 lo cerramos con apenas 900.000 toneladas”.
En el informe también se quejaron por el salario que reciben y los beneficios que se les han negado.
Luego de esperar por cuatro horas frente a la institución, recorrieron las calles del casco central de Puerto La Cruz con pancartas y cánticos.
Para leer la información completa: El Tiempo 
Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here