Este es el consumo eléctrico normal de cada electrodoméstico que tienes en casa y lo que pagas por ello en la factura de la luz.

La energía eléctrica es un recurso escaso y bastante costoso en algunos países y situaciones. Es por eso que mucha gente se marca como objetivo ahorrar en la medida de lo posible en la factura de la luz, pero ¿cómo hacerlo?

Un primer paso es cálcular cuánta electricidad consume cada electrodoméstico y traducirlo a euros contantes y sonantes. No es nada fácil, pues no sólo depende de lo kW/h que consuma dicho aparato sino del precio de la electricidad fijado por el regulador.

Cada electrodoméstico de tu casa consume una cantidad variable de energía. Por ejemplo, la lavadora no consume lo mismo con lavados de agua fría y de agua caliente, ni la vitrocerámica gasta la misma cantidad de electricidad a fuego lento o al máximo de su capacidad. Es por eso que cualquier medición debe servir sólo como punto de partida.

Consulta todas las ofertas de Amazon España en pequeño electrodoméstico: hay muchos de bajo consumo

Por suerte, hay una serie de aparatos que todo el mundo tiene en casa, como la mencionada lavadora, el frigorífico o el microodas. Hemos ordenado de mayor a menor el consumo eléctrico de los electrodomésticos más comunes en cada casa:

  • Lavavajillas: 1.500 – 2.200 kW
  • Lavadora: 1.500 – 2.200 kW
  • Horno: 1.200 – 2.200 kW
  • Calefacción: 1.000 – 2.000 kW
  • Vitrocerámica: 900 – 2.000 kW
  • Microondas: 900 – 2.000 kW
  • Aire acondicionado: 900 – 2.000 kW
  • Nevera: 250 – 350 kW
  • Televisión: 150 – 400 kW

Esta clasificación establece el consumo horario, aunque hay algo que debes tener en cuenta: el frigorífico está siempre conectado pero el microondas no, sólo funciona unos minutos al día. Por eso se puede decir que a largo plazo el primero de ellos consume mucho más que el segundo.

Para hacernos una idea de qué vara de medir hay que tomar para calcular el consumo en euros, el frigorífico cuesta unos 30 euros anuales con el precio actual de la electricidad en España. Es fácil calcularlo porque es el que tiene un consumo constante, algo que no ocurre con el resto de electrodomésticos de tu casa.

Son datos de la compañía eléctrica Lucera, que también ha elaborado una interesante tabla con algunos aparatos eléctricos que consumen energía aunque no los tengas en cuenta. Lo han llamado “consumo fantasma”:

 

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here